Alcalá recordará para siempre el nombre del restaurador local Manolo Pinichi

 en la sección Actualidad, Economía, Sociedad

​Alcalá de Guadaíra rinde homenaje a título póstumo al que fuera uno de los más conocidos restauradores de la ciudad. Desde este sábado, el nombre por el que fue conocido durante toda su vida, ‘Manolo Pinichi’, luce de forma permanente junto al que fuera su restaurante, uno de los lugares más queridos para él y más significativos de la ciudad, a los pies del Castillo y junto al Auditorio Riberas del Guadaíra.

Así a partir de ahora, la rotonda que da acceso al casco urbano de Alcalá desde la carrera antigua a Sevilla será la de Manuel Sánchez Guillén, ‘Manolo Pinichi’. Este sábado se han congregado allí para recordar la memoria de este querido alcalareño sus familiares junto a representantes de la Asociación de Hosteleros, el empresariado local y de la sociedad civil, social y cultural. Con ellos ha estado la alcaldesa de la ciudad Ana Isabel Jiménez acompañada por miembros del Equipo de Gobierno y de la corporación municipal.

Ana Isabel Jiménez ha insistido en la idoneidad del lugar y valorado que la petición partiera de sus propios compañeros. “En este rincón de Alcalá está su huella de forma indeleble. Fueron muchos años los que pasó aquí en su casa y en su restaurante, y ahora con los hosteleros de Alcalá, precisamente sus compañeros y los que fueron su competencia, algo que le da aún más valor a este homenaje”.

La alcaldesa ha querido destacar su persona y aportación a la ciudad alabando sus valores personales, entrega y éxitos profesionales, y su amor por Alcalá. “Fue un gran emprendedor, un ejemplo a seguir y un embajador de Alcalá, un buen hombre”. “Para los hosteleros de Alcalá es la demostración de que desde Alcalá se puede ser referente, se puede atraer público y ser un motor económico y una seña de identidad de la ciudad”.

“Pinichi ha sido uno de los grandes embajadores de la ciudad – ha asegurado- porque hasta aquí llegaban personas de toda España para conocer su cocina y siempre llevó el nombre de Alcalá a gala. Además, daba la bienvenida personalmente a quienes llegaban a la ciudad en el lugar que constituye el acceso natural a la población desde Sevilla. Que mejor puesto fronterizo que el suyo, donde siempre olía a guiso, especialmente al arroz con perdiz, que es otra demostración de emprendimiento digna de reconocimiento”.

​Por su parte su hijo, Manuel Sánchez Saavedra, ha recordado que todos los logros de su padre no hubieran sido posible sin tener a su lado a una gran mujer, Luisa Saavedra. De su padre ha destacado su gran vocación de alcalareño, “mi padre era un enamorado de su pueblo y por todos sitios hacía gala de su ciudad. Cuando viajaba decía que era de Alcalá, y cuando le ubicaban en Sevilla él respondía: no, yo soy alcalareño, Sevilla es un barrio importante de Alcalá de Guadaíra”.

La decisión de dedicarle un espacio en la vía pública y especialmente en un lugar muy querido para él, partía de la Comisión del Nomenclátor que, en el pasado mes de febrero, aprobó rotular diversas calles, rotondas, parques y espacios públicos de la localidad con los nombres de empresarios, entidades, y personas del ámbito cultural y social recogiendo una serie de peticiones de entidades, asociaciones y colectivos ciudadanos, que responden a la sensibilidad de la sociedad local.

Fotografías cedidas por Ayto Alcalá de Guadaíra

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar