DESDE OROMANA – UN POQUITO DE HUMILDAD

 en la sección Actualidad, Economía, Sociedad

Las travesías de los sindicalistas para sacar rédito político

Cada vez con mayor frecuencia escuchamos por la calle, esa que pateamos todos los días para podernos llevar un sustento a final de mes, y pode contribuir para pagar los impuestos y autónomo, como el papel sindical solo se moviliza para dañar la imagen de unos, en beneficio de ellos mismos. O lo que es lo mismo, hablando en el argot de pueblo “los sindicatos miran su ombligo en vez de ayudar a los ciudadanos por mantener una buena ciudad”.

En la matinal de hoy, aunque si bien ya llevamos varios días observando por diversas zonas de Alcalá, como existe un agente o grupo sindical, fomentando una campaña de acoso y derribo para el Gobierno Municipal de nuestra Alcalá. Pero jamás en los años que llevamos, trabajando con libertad, he podido leer o comprobar si algún sindicato trabaja para el beneficio de Alcalá. O más claro, si existe algún sindicato que haya agradecido los gestos que los gobernantes realizan para sacar adelante una ciudad y sus ciudadanos.

Mis condiciones a veces, me juegan una mala pasada, pero quien verdaderamente me conoce, sabe que somos de un ideario fijo. Trabajo para poder vivir, y vivo para poder trabajar. Pero lo curioso de todo, es que lo hago  para disponer de un final algo mejor. Los sindicatos, esos que pregonan a viva voz en numerosas ocasiones que son obreros y trabajadores, nos hacen mucho daño a los alcalareños y poca productividad en su labor “sindical”. Seguramente en mi vida pertenezca a ninguno de ellos.

Cuando se pasa momentos de apuros es cuando la sociedad, y entre ellos incluyo a los sindicatos y sindicalistas, es cuando más necesario es arrimar el hombro y remar todos en la misma dirección. Entonces muchos podríamos cambiar la confianza que se depositan en ellos.

Hoy nos encontramos por Alcalá con una cuartilla informativa, que aunque no se encuentra firmada por ningún sindicato, sabemos quiénes son los que están por detrás, aunque ahora con las nuevas tecnologías y nomenclátor lo podemos nombrar como un pseudosindical, aunque si bien siguen buscando el desprestigio y la caza de un león, sea como sea.

Nos hemos encontrado esta cuartilla, con la que ilustramos este artículo, que trata sobre un asunto que le ha ocurrido a una antigua trabajadora municipal del Ayuntamiento. Este sindicato aprovecha las enfermedades para sacar provecho, en vez de intentar buscar alternativas y soluciones para la persona que se trata.

Creo que no es de recibo, que este pseudosindical, pida a la administración municipal que realice gestiones administrativas fuera de ley, cuando ellos saben de primera mano que no es legal ni posible. Pero claro por pedir que no quede, y si caen en la trampa ya hemos cazado al oso. Ahora aprovechamos para sacar aún mayor rédito político, y seguir judicializando la vida política de Alcalá, en vez de arrimar el hombro como todos deberíamos hacer.

Querido pseudosindical, haz un favor a los alcalareños. Reactive su lucha por mejorar Alcalá, pase del Siglo XX al Siglo XXI en el que estamos, deje de empañar la vida y la sociedad alcalareña, y pónganse por primera vez el mono de trabajo, que muchos alcalareños quisieran usar por el bien de Alcalá.

Mientras tanto, queridos alcalareños, sean felices no queda otra!!!

Alejandro Calderón Sánchez

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar