EL PAGO A PROVEEDORES Y EMPRESAS QUE TRABAJAN AL AYUNTAMIENTO SIGUE BAJANDO DE DÍAS

 en la sección Actualidad

El Equipo de Gobierno
rebaja el periodo medio de pago a 25 días y cumple con todas las reglas
fiscales

La solvencia económica municipal permitirá destinar el
superávit a políticas sociales.

JESÚS MORA, TENIENTE DE ALCALDE, Y DELEGADO DE
HACIENDA DEL AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ
El Ayuntamiento de Alcalá ha reducido el
periodo medio de pago a empresas y proveedores a 25 días. De esta forma
consigue cumplir con todas la reglas fiscales que establece el Ministerio de
Hacienda para las administraciones locales. Es un claro indicador de la
solvencia económica municipal y tiene una efecto directo para los ciudadanos.
Según la normativa estatal, este cumplimiento permite destinar el 20% del
superávit municipal a políticas sociales para ayudar a las personas en riesgo
de exclusión en un momento especialmente necesario.
En el segundo trimestre de 2020 el periodo
medio de pago del Ayuntamiento alcalareño se ha situado en 24,65 días. Esto
supone una notable mejora respecto a los años anteriores. En el segundo
trimestre de 2019 era de 64,79 días. En esa misma fecha en 2018 se sitúo en
97,95 días, mientras que en 2017 fue de 89,41 días.

La reducción del periodo medio de pago
resulta beneficioso para que las empresas y proveedores que trabajan con el
Ayuntamiento dispongan de liquidez en estos momentos.  Al mismo tiempo evidencia que la
administración local, aún en plena pandemia, no se ha parado, sino que ha
conseguido una notable mejora. En el segundo trimestre el Ayuntamiento ha
pagado facturas por valor de más de 4,5 millones de euros a proveedores.
El periodo medio de pago es uno de los  cuatro criterios cuyo cumplimiento pide el
Ministerio de Hacienda a los ayuntamientos. En el caso de Alcalá también se
cumple con los otros tres: no se supera el límite de deuda, al lograr una
notable reducción de dicha deuda que ha pasado de 85 millones en 2012, a 19
millones al cierre de 2019; el ayuntamiento tiene superávit presupuestario y se
cumple la regla de gasto de 2019.
La rebaja del periodo medio de pago era el
último de los requisitos necesarios para poder destinar el superávit municipal
a medidas sociales que reduzcan los efectos de la situación generada por la
pandemia mundial. Esto permitirá aumentar las políticas sociales ya puestas en
marcha por el Ayuntamiento y poder atender a más personas. Desde que comenzó el
estado de alarma, los Servicios Sociales Municipales han tramitado 1.583
expedientes y gestionado 4.939 prestaciones básicas.
El delegado de Hacienda, Jesús Mora, afirma
que la posición económica actual del Ayuntamiento es la mejor de los últimos
diez años, lo que supone un aumento de la 
capacidad de la administración alcalareña para atender las necesidades
de las personas que han sufrido las consecuencias de la crisis Covid-19. Jesús
Mora, ha destacado el esfuerzo realizado por los departamentos municipales
implicados en la mejora de la gestión económica municipal, entre los que
figuran: Tesorería, Intervención, Oficina Presupuestaria, Contratación, Equipo
de Gobierno y técnicos municipales.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar