El Plan Varal coordinó con éxito el despliegue de los servicios en Semana Santa aunque sólo procesionaron tres de las diez hermandades

 en la sección Actualidad, Hermandades

Alcalá de Guadaíra sólo ha podido disfrutar en la calle de la estación de penitencia de tres de sus diez hermandades: la Tercera Palabra en el Lunes Santo, El Perdón el Martes Santo y la Divina Misericordia en el Sábado Santo, un sabor agridulce que ha puesto de manifiesto, sin embargo, un año más el buen funcionamiento del dispositivo  coordinador (Plan Varal) para el disfrute de las procesiones.

La delegada de Fiestas Mayores, Rocío Bastida, ha manifestado que aunque la lluvia no ha permitido el normal desarrollo de las tradicionales procesiones, los operativos de tráfico, seguridad, sanidad o limpieza sí se activaron y han funcionado correctamente. Han permitido, cuando ha sido posible, el disfrute de las comitivas por todo el recorrido y especialmente por la carrera oficial, con la disposición de las sillas, la limpieza, la organización del público, la prevención sanitaria con Cruz Roja y protección Civil, etcétera.

De hecho, la delegada ha recalcado que en colaboración con el Consejo de Hermandades y cada una de las diez hermandades de Alcalá se han organizado el acceso a los templos no sólo por las mañanas sino también por las tardes, en las que los alcalareños se han volcado en las visitas a los titulares. La Corporación Municipal ha realizado igualmente las tradicionales ofrendas florales por parte del Ayuntamiento a todas las Hermandades en sus respectivos templos donde se han vivido unas jornadas de amplia devoción y fe.  En este sentido, tanto en las calles como en los templos, no se han producido incidencias, y la semana ha transcurrido tranquila en cuanto a tradiciones, cultos y movimiento de personas.

Bastida ha trasladado su agradecimiento a los servicios implicados (Fiestas Mayores, Hábitat, Movilidad, Gobernación, Comercio, Aira, Medioambiente…) las fuerzas de seguridad y salvamento, al Consejo de Hermandades y a las hermandades alcalareñas. Todas las personas que han trabajado incluso en estos desapacibles días, para que pudiésemos disfrutar de nuestras tradiciones. Ha incidido por ejemplo en los servicios de limpieza. Durante toda la semana se realizó la retirada diaria de contenedores en la zona centro, restableciendo la normalidad en las calles el pasado domingo. Además, se intensificó la limpieza de los recorridos procesionales con máquinas baldeadoras y barredoras para mantener nuestras calles impecables. En cuanto a la recogida especial, se gestionó la retirada de enseres de los establecimientos de hostelería del centro, contribuyendo así a la limpieza tras la retirada de contenedores. Se registró una media de aproximadamente 11.000 kg diarios.

Destacamos también el trabajo de limpieza de la cera después de los recorridos procesionales. Aunque pocas hermandades pudieron realizar la estación de penitencia, las labores de limpieza previas facilitaron la eliminación completa de la cera. Es importante mencionar el tratamiento especial aplicado en la calle Nuestra Sra. Del Águila (la Mina), que ha demostrado ser altamente efectivo para conservar la solería y facilitar la limpieza. Además, se reforzó la ubicación de papeleras en la zona centro, con un cambio y mantenimiento continuo para mejorar la experiencia de los ciudadanos. El barrido de la zona centro se llevó a cabo de manera exhaustiva para asegurar que los espacios públicos estuvieran impecables tras las celebraciones.

En muchos casos el esfuerzo no sólo se circunscribe a los días de Semana Santa, sino a semanas y meses anteriores para prepararlo todo, tanto por parte de los cofrades, como del propio Ayuntamiento, que prepara la ciudad para el mayor esplendor de estos días como arreglos y repaso de acerados, bordillos, asfaltado, pintura y en los tendidos eléctricos que pudieran afectar a los recorrido, además de plazas y zonas verdes y entornos de los templos con limpieza, reparaciones, plantaciones y exornos. Este año además se ha colocado una gran lona en la Plazuela con imágenes de nuestra Semana Santa, que ha contribuido a la estética de este espacio.

Bastida también ha destacado la colaboración de todos los vecinos, y sectores comerciales y empresariales que año tras año cumplen las normativas, horarios e indicaciones provisionales para que todo discurra con normalidad, y gracias a ello el conjunto de la ciudad funcione y el paso de los cortejos haya transcurrido sin incidencias.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar