EN NOMBRE PROPIO – D. ANTONIO JOSÉ GUERRA MARTÍNEZ

 en la sección Actualidad

Un nuevo destino para
un gran apóstol del Señor


El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan
José Asenjo ha dado a conocer los nombramientos y traslados que
constituirán los nuevos destinos pastorales para el próximo curso pastoral. En
su inmensa mayoría, los titulares de estos oficios eclesiásticos tomarán
posesión canónica de los mismos en la primera quincena de septiembre., y Alcalá
de Guadaíra concretamente la Parroquia de San Agustín sufrirá un cambio, no
inesperado, pero si triste.
Nuestro querido cura párroco D. Antonio José
Guerra Martínez, tendrá un nuevo destino, comandado por el Arzobispo de
Sevilla, D. Juan José Asenjo. Un destino muy cercano a nuestra ciudad, y más
cercano aún si cabe de Palacio Arzobispal. D. Antonio José Guerra Martínez,
nuestro cura párroco de San Agustín, se nos marchará hasta la parroquia del Stmo.
Corpus Christi.

BENDICIÓN DE LOS NUEVOS SALONES PARROQUIALES
PARROQUIA SAN AGUSTÍN
Para quien hemos gozado de mantener una buena
relación personal, el día de hoy es algo triste, pero a la misma vez reconfortable. Y es que casi digamos, que D. Antonio Guerra, ha ofrecido con
gran entereza y en todo momento, su labor sacerdotal y pastoral, no sólo en su feligresía
sino en Alcalá, durante los años que estuvo como Arcipreste de la Ciudad. Y es
que D. Antonio Guerra, ha sido para muchos ese espejo donde mirarse. Su gran
capacidad, su gran labor social, sus gestos siempre agradables y atentos a
todos los feligreses, nos ha hecho evadirnos y siempre recordar al querido D.
José Luis Portillo.

Hoy quisiéramos agradecer de alguna manera
toda esa labor llevada a cabo. Siendo clave, y un gran promotor, la realización
y puesta en marcha de las obras de mejoras que tuvo que afrontar de la
Parroquia. Un proyecto que a día de hoy, es realidad por todo lo que ha sabido
unir y mantener. Pero quizás, lo recordemos por numerosas facetas que ha
realizado en estos años en los que lo hemos tenido entre nosotros. La ayuda a
los más necesitados, las innumerables acciones de recogidas de alimentos, o la
plena dedicación hacía nuevos retos y proyectos.

Querido Padre, GRACIAS! Gracias por toda la
gran labor que has desarrollado, por engrandecer tanto una Parroquia como una feligresía.
Gracias por las muchas horas que hemos compartido a su lado. Gracias por todas
las facilidades ofrecidas para hacer cualquier labor de comunicación. Gracias
por tanto cariño recibido, en todos los momentos.
Gracias querido Padre. Eternamente
agradecido.
Alejandro Calderón
Sánchez

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar