JORNADA POSITIVA EN EL CIUDAD DE ALCALÁ, EN UN ENCUENTRO A PUERTA CERRADA

 en la sección Actualidad

El CD Alcalá consigue
la primera victoria en casa, tras arrollar al CD San Roque (3-1)

Said, Joel y Diego los autores de los goles que dan nuevo
rumbo al CD Alcalá, tras el mal esperado comienzo de curso. El nuevo sello
impregnado por José Manuel García “Alemán”, y Víctor Rodríguez, dan su fruto
con tan sólo una sesión de entrenamiento.

En una semana demasiado complicada para la
entidad alcalareña, con la baja del entrenador Fede Jurado por medio, y con un
escaso entrenamiento, el plantel alcalareño ha cimentado ante el CD San Roque,
una primera victoria como local, y haciendo un gran partido ante uno de los
equipos llamados a estar en la zona alta de la tabla, por experiencia y
veteranía en el cuadro que adiestra David García “Guti”.

La formación alcalareña, la dupla puesta como
máximos responsables técnicos, José Manuel García “Alemán” y Víctor Rodríguez,
han sabido introducir ese sello alcalareño, para dar un giro de 180 grados y
conseguir plasmar los tres primeros puntos en la clasificación. Un trabajo
contencioso, capacidad y liderazgo que le han marcado a los panaderos para,
contribuir a cuajar un buen partido y un mejor resultado.

Desde los primeros compases de juego, los
alcalareños salieron a por todas, asfixiando al rival en todo momento, con
varias llegadas con serio peligro y matizando que en casa pocos puntos se van
para fuera. En una de las ocasiones, y apenas transcurridos los primeros 15
minutos de juego, Said inauguraba el electrónico tras un pase por bajos de
Diego (1-0). La alegría, la felicidad llegaba al Ciudad de Alcalá,
sorprendiendo a todos los presentes, directivos y plantilla de ambas escuadras que
se dieron cita al ser declarado partido a puerta cerrada.

Gol que daba aún mayor fortaleza, para
insistir en materializar buenas jugadas, al toque, a balón parado o de
inteligencia en las diversas embestidas hasta la meta visitante. En un despiste
de la defensa panadera, llegó la igualada en el marcador en el 22 por medio de
Juan Carlos  (1-1) quien, ni siquiera
saber dónde lanzaba, introdujo el esférico en las mallas panaderas.

Empate que no llegaba para rendirse, sino
todo lo contrario para atraer más fuerza si cabe, y contundencias en las
llegadas a la meta defendida por el visitante Pablo. En el 35 de juego Joel
(2-1), aumentó el marcador para los locales tras una buena juagada y pase del
debutante alcalareño Carlos García, quien metió un pase por bajos para que Joel
una vez embestida el área metiera el segundo en el casillero local.

Con el 2-1 se llegó al descanso en el Ciudad
de Alcalá, y con un equipo muy venido arriba para hacer que este triunfo no
decayera. Como así lo consiguieron en la recta final del partido y sentenciar
el marcador a favor de los alcalareños. Una segunda parte, con mismo dominio,
sabiendo anteponerse ante cualquier situación venidera de los gaditanos, y
marcando claramente las diferencias con el rival. En el 70 de juego, Diego,
puso el definitivo 3-1 en el Ciudad de Alcalá.

La intensidad, la bravura de los jugadores,
el estado anímico y sobre todo las ganas por vestir la indumentaria alcalareña
en este 75 Aniversario, han hecho que este triunfo sirva mucho más que tres puntos.
Porque de peores situaciones se ha salido, y en este año tan especial el
plantel alcalareño lo quiere dar todo.

Tres puntos, que dan mayor confianza y
oxígeno a los panaderos.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar