LA GRAN LABOR DE PAZ Y BIEN EN LA CIUDAD

 en la sección Actualidad

El
Ayuntamiento destaca el gran esfuerzo de los profesionales que trabajan por las
personas con discapacidad intelectual

El centro de Paz y
Bien “Finca San Buenaventura” ha redoblado esfuerzos en el último año
para atender a uno de los sectores que más ha sufrido las restricciones
impuestas por el Covid-19

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha
destacado el ejemplo de dedicación y esfuerzo  con el que profesionales y
usuarios de los centros donde se trabaja para mejorar la calidad de vida de las
personas con discapacidad intelectual durante este último año de pandemia como
sector de la sociedad para los que han sido especialmente duras las nuevas
condiciones y restricciones.

Así lo
han manifestado la Delegada de Servicios Sociales y Salud, Virginia Gil, y la
Delegada de Dinamización Social y Juventud, que han acompañado junto a la
Presidenta de Paz y Bien, Pepa Romero, a la Delegada Territorial de la
Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de
Andalucía, Ana González Pinto, en su primera visita a la Finca San Buenaventura
en la ciudad. Las autoridades han conocido de primera mano los centros de día y
residenciales para personas con discapacidad intelectual ubicada en el complejo
social San Buenaventura, y el centro de acogida inmediata ‘Villa Elvira’, donde
se atienden a menores tutelados por la Junta de Andalucía.

Virginia Gil ha incidido en el “contacto
directo entre Servicios Sociales y las entidades en estos tiempos de pandemia”
y llamado la atención sobre “los beneficios para la localidad de contar con una
entidad con una trayectoria de superación personal de casa usuario y
profesional durante tres décadas, porque Paz y Bien invierte en lo más
importante, las personas, y es un referente educativo y de integración para
personas con discapacidad, menores, mayores, y grupos sensibles de exclusión
social”.

Por su parte, la Delegada de Juventud y
Dinamización Ciudadana ha “agradecido la visita  de la Delegada Territorial
a la ciudad especialmente para conocer el trabajo y esfuerzo de esta entidad de
la que toda la ciudadanía alcalareña se siente orgullosa del inmenso trabajo
que realizan para todos los usuarios, sean de la localidad o de fuera”.

Paz y
Bien en Alcalá de Guadaíra

La Asociación Paz y Bien llega a Alcalá de
Guadaíra en 1987, después de que la empresaria cántabra María Luisa de Velasco
donara a esta entidad la por entonces Finca San Buenaventura, ubicada en el
Parque Natural de Oromana. Un terreno de 100.000 metros cuadrados al que la
asociación rápidamente empezó a sacar provecho, generando recursos para la
comunidad con el apoyo del Ayuntamiento y la administración autonómica.

Solo un año después de aterrizar en Alcalá,
la entidad puso en marcha la primera Casa Oficio, en la que se integraron
jóvenes con discapacidad intelectual que, como cualquier otra persona,
demandaban una ocupación laboral. Las Escuelas Taller se impulsaron en esos
primeros años de Paz y Bien en el municipio. De ellas saldrían trabajadores y
trabajadoras, jóvenes de la localidad en riesgo de exclusión social, que
consiguieron formarse profesionalmente y que formarían parte en el proceso de
creación de las infraestructuras con las que se fue llenando la finca.
Estructuras que hoy día dan servicio a más de 200 personas diariamente, muchas
de ellas, vecinos y vecinas de la localidad en el actual Complejo Social San
Buenaventura.  Además la asociación también ha contado con estos jóvenes
para la plantilla de profesionales de Granja Escuela y la empresa de servicios
accesibles ‘SEABI’.

Actualmente, la entidad da empleo a 141
personas en los diferentes centros que se encuentran repartidos por la ciudad
panadera.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar