PROYECTO ACTIVIDAD ARQUEOLÓGICA TORRE MOCHA

 en la sección Actualidad

El espacio de la
Torre Mocha, en el Castillo de Alcalá será objeto de obras de restauración e
investigación arqueológica

El Gobierno Municipal da luz verde al programa de
actividad arqueológica previo a la intervención en la alcazaba de esta zona del
Recinto Fortificado. En 1989 fue objeto de una intervención y, más reciente, se
realizaron obras urgentes de consolidación en el entorno y uno de sus lienzos. El
Ayuntamiento inicia ahora el proyecto más importante acometido en la Torre Mocha,
que destaca por su uso cultural y escénico en los meses de verano.

La
recuperación integral de la torre Mocha, uno de los elementos más importantes
del Recinto Fortificado alcalareño que destaca por su uso escénico y
privilegiada ubicación hacia el casco urbano de la ciudad, ya está en curso. El
Gobierno Municipal ha dado luz verde a la adjudicación del estudio arqueológico
previo, indispensable para dotar de rigor los trabajos en agenda de modo que se
ajusten al nivel de protección integral en cuanto a actuaciones de
restauración, conservación y consolidación de todo el complejo monumental.
Una vez finalizado el estudio arqueológico y
en el marco del Plan Almena
2, la Torre Mocha será sometida a obras de consolidación estructural y de
reacondicionamiento, además de obras de cerramiento, solado y techado de
algunas partes. Así mismo, se prevé la urbanización de los espacios libres
circundantes, incluyendo la terraza inferior o espacio entre el recinto
principal y su antemuro
.

Esta
torre fue objeto de una intervención arqueológica en 1989 y, más reciente, el
Ayuntamiento acometió obras urgentes de consolidación en el entorno y uno de
sus lienzos. Ahora se acomete su restauración integral y como pauta
preestablecida para todas las actuaciones en el Castillo, es necesario un
estudio histórico-arqueológico de la documentación preexistente con la oportuna
propuesta de cautelas, asesoramiento sobre la diagnosis previa del elemento y
la incidencia sobre los valores protegidos.
La
delegada de Patrimonio, Ángeles Ballesteros, se congratula de que “por fin
podremos recuperar la Torre Mocha para el pueblo de Alcalá con todo su pasado,
su esplendor, y lo haremos como es debido para resaltar todo el valor histórico
y monumental de este elemento tan importante de la historia alcalareña”.
Los
trabajos arqueológicos, que se realizarán en el plano de un mes, han sido
adjudicados a la empresa Inventia Estudios y Servicios por un importe de 15.700
euros. Consisten en la redacción y tramitación del proyecto de actividad
arqueológica, trabajos de campo como sondeos arqueológicos de diagnóstico,
apertura de zonas acotadas por medio de metodología que combina excavación
mecánica y manual, dirección técnica arqueológica, trabajos de conservación
tales como la consolidación de los yacimientos y restauración de los materiales
procedentes de la excavación; y elaboración y tramitación de la memoria ante la
autoridad competente, la dirección General de Patrimonio de la Consejería de
Cultura de la Junta de Andalucía.
Tanto la torre como todo el Recinto
Fortificado alcalareño están declarado Bien de Interés Cultural, considerado yacimiento
arqueológico e incluido en el Inventario de Yacimientos Arqueológicos de
Andalucía. En el ordenamiento urbanístico municipal, el Castillo parte del
Catálogo de Protección del Patrimonio Histórico del Plan General de Ordenación
Urbana, con un nivel de protección integral en cuanto a actuaciones de
restauración, conservación y consolidación.
La Alcazaba de la Torre Mocha se localiza en
el extremo oriental del Cerro del Castillo, y su traza actual formaba parte del
complejo de la Puerta de Santa María, de acceso a la Villa Medieval. Se define
como un recinto de planta cuadrangular, con doble acceso desde la zona oriental
de la explanada alta de Santa María. El elemento más destacable es la propia
“Torre Mocha”, situada en el extremo noreste del recinto, y cuyo nombre deriva
de la ruina de su cámara superior, actualmente desaparecida.
Este elemento precisa de un estudio
sistemático que incorpore los datos procedentes de trabajos previos, el
análisis de estructuras emergentes y la investigación de los contextos
arqueológicos subsuperficiales. Así como una propuesta evolutiva de detalle
para el ámbito, que genéricamente presenta un arco cronológico documentado
entre época romana altoimperial (ss. I/III d.C.) y la Edad Contemporánea (s.
XX).
El Recinto Fortificado de Alcalá de Guadaíra
es uno de los principales exponentes de la arquitectura defensiva en Andalucía
occidental, caracterizándose como un yacimiento arqueológico de especial
interés para el conocimiento de la dinámica de implantación urbana en los
rebordes del bajo Guadalquivir. Tanto el interés de los investigadores como la
monumentalidad de las estructuras emergentes conservadas posibilitaron, desde
finales del s. XIX, el desarrollo de diversas iniciativas de protección y
conservación, concretadas en 1924 mediante la declaración del “Castillo de
Alcalá de Guadaíra” como monumento histórico-artístico.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar