Sandra Márquez: “Jaque a la Calaquita” no tiene nada que ver con calaveras, pero si con la muerte, porque de amor y muerte trata esta interesante novela

 en la sección Actualidad, Sociedad

El fuerte autobloqueo de esas personas, que se aíslan en su mundo interior, imposibilita un seguimiento adecuado de su dolencia. Ese es el eje principal y sobre el que la autora vertebra su obra haciéndolo de manera seria y sin caer en ningún momento en lo dramático.

Si tuviera poderes, ¿alargaría los días a más de 24 horas?

El problema no son las 24 horas de un día. Si tuviera poderes o pudiera pedir un deseo sería, sin duda, no sentir la necesidad de dormir.

Abogada, Actriz, Madre, Viajera y ahora también escritora. ¿Me lo puede explicar?

Todas las personas somos capaces de desarrollar muchas facetas. El secreto esta en organizar el tiempo con eficiencia y sentir la ilusión por desarrollarlas. Mis hijos acapararon gran parte de mi tiempo y ahora que el nido esta medio vacío en vez de lamentarme, me dije: «¡es mi momento!».

Después de la presentación de su libro, como lleva la fama, las redes sociales, el que la paren por la calle diciéndole que le encanta su libro. ¿Cómo lleva este cambio de vida?

Con discreción, prudencia y mucha satisfacción íntima. El que la novela haya despertado tanto interés me reafirma en que las personas necesitamos reflejarnos en otros que nos comprendan. Ese era el objetivo de Jaque a la Calaquita.

Se que hubo momentos que se levantaba de madrugada a escribir y que se metió de lleno en la narrativa, los personajes le pedían protagonismo, y la novela cada vez tenía más peso. ¿Tuvo miedo, obsesión o llego a pensar esto me está consumiendo y voy a dejarlo?

En el proceso creativo no lo pensé, pero hoy sé que me obsesioné mientras la escribía porque me dejó exhausta; reconozco que después sentí vértigo antes de publicarla, pero dejarla… jamás me lo planteé: me habría fallado a mí misma y a tantas personas que inspiraron la historia.

¿Qué espera con esta primera novela?

Que quienes la lean reflexionen sobre las dificultades que todos nos encontramos en la vida y que actuamos lo mejor que podemos. Que no seamos tan duros con nosotros mismos y que antes de enjuiciar, criticar o condenar nos pongamos en el lugar del otro.

¿Es verdad que ya está inmersa en un nuevo relato?

Es cierto, sí. Y creo que es un relato de superación y supervivencia que también arrancará sensaciones al lector. O al menos, eso espero y deseo.

¿Hasta dónde quiere llegar en este mundo de la narrativa?

«Hasta el infinito y más allá»

PARA TENER EN CUENTA:

¿Dónde tiene colocado en casa su primer ejemplar?

Apilado en la mesa del centro del salón, junto a otras lecturas.

¿Qué es lo más bonito que le han dicho hasta el momento?

Gracias por escribirla.

¿Tuvo en mente otro nombre que no fuera Jaque a la calaquita” para su novela?

«72 horas», pero…hasta tres libros llevaban ese nombre. Hoy me alegro de que fuera así.

¿Ha pensado por un momento dejar la abogacía al menos por una temporada?

Nunca.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar