UNA NECESARIA REURBANIZACIÓN PARA FAVORECER EL TRÁFICO Y EL BIENESTAR DE LOS ALCALAREÑOS

 en la sección Actualidad

El Ayuntamiento
presentará un recurso para evitar la paralización del bypass de tráfico de la
Plaza Cervantes y la reforma de la calle La Mina

Frente al intento del
Partido Popular de Alcalá de paralizar un proyecto clave para la ciudad el
Equipo de Gobierno recurrirá para evitar un grave perjuicio a los alcalareños

El Ayuntamiento formulará un recurso
administrativo  para  poder seguir adelante con la creación de un
bypass para el tráfico en la Plaza Cervantes  y la reurbanización de la
calle La Mina que la dotará de más espacios peatonales y hará accesible el
molino subterráneo bajo el Teatro Gutiérrez de Alba. Frente a la estrategia del
PP de paralizar cualquier proyecto que suponga una mejora para la ciudad y en
particular la transformación y modernización del centro, el Equipo de Gobierno,
mantendrá su línea de trabajo para evitar el grave perjuicio que la portavoz
del PP Sandra González quiere ocasionar a los alcalareños, sólo para obtener
rédito personal.

La creación de una nueva calle entre la Plaza
Cervantes y la calle Conde de Guadalhorce es una obra fundamental para la
movilidad en la ciudad y para poder dar forma al nuevo diseño urbano del casco
histórico, ya que funcionará como alternativa a la calle Nuestra Señora del
Águila, cuando se realice la reforma de esta emblemática vía.

El Ayuntamiento recurrirá el auto judicial
dictado por el TSJA a raíz de la petición del PP para paralizar   temporalmente el proyecto y viene a dilatar
la ejecución de una obra que supondrá una notable mejora para la ciudad y para
los alcalareños, en especial para los vecinos del centro. La medida no supone
que el proyecto de creación de una nueva calle entre la Plaza Cervantes y la
calle Conde de Guadalhorce no pueda llevarse a cabo. La suspensión es una
medida cautelar y no definitiva. Desde el Equipo  de Gobierno están convencidos de que el
proyecto saldrá adelante pese a las estrategias legales de quienes quieren
paralizar el progreso de la ciudad.

El Ayuntamiento alcalareño ofrecerá
argumentos técnicos y legales para levantar la suspensión sobre esta obra.
Además explicará en la documentación del recurso el perjuicio que la
paralización de esta obra supone para los ciudadanos que se ven privados de una
solución al tráfico en una zona con muchos problemas de circulación, así como
de la reforma de la emblemática calle Nuestra Señora del Águila, no sólo en su
aspecto estético, sino también en la creación de nuevas infraestructura de
saneamiento que son muy necesarias en este punto.

Además el retraso en las obras puede suponer
un perjuicio muy grave para la ciudad al poner en riesgo los fondos europeos
con los que se financia al proyecto.

La creación de una nueva calle que permita
realizar un bypass de tráfico en el centro urbano, es un requisito fundamental
para poder desarrollar un proyecto mucho más amplio que contempla la
remodelación de todo el entorno para convertirlo en un lugar para el encuentro,
el ocio y las compras tanto de los alcalareños como de los visitantes. En
particular la creación de esta  nueva
calle hace posible descongestionar el tráfico que ahora sufre la calle Nuestra
Señora del Águila. La reforma prevista de esta emblemática calle mejorará su
estética y su funcionalidad, dotándola de más espacios peatonales y dan
prioridad a los viandantes frente a los coches.

El proyecto de reforma de la calle La Mina
supone además dotar a la ciudad de un atractivo turístico de primer nivel como
es el Molino de la Mina, uno de los escasos ejemplos de este tipo de
construcción que existen bajo tierra y que será también la recuperación de una
seña de identidad local. Para los comerciantes la intervención en esta calle es
además una oportunidad de negocio por lo que la consideran como un proyecto
clave para su futuro.

Últimas noticias

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar